Guía de hermeticidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En caso de que acabe con agua o condensación en el interior del reloj, asegúrese de acudir a nuestra relojería lo antes posible para evitar mayores daños también puede solicitar una recogida en su domicilio o donde se encuentra

La hermeticidad:

Aunque muchos relojes se anuncian como resistentes al agua, eso no significa que realmente se puedan sumergir, algunos solo aguantan salpicaduras. No tendrá problemas para meterse en la piscina con un reloj hermético a partir de 100 metros, pero no por ello podrá introducirlo hasta esa profundidad.

Los relojes que toleran una mayor profundidad, los que se consideran idóneos para la practica de deportes subacuáticos, deben poseer una capacidad de resistencia a partir de 200 metros.

Independientemente del grado de resistencia al agua que posea su reloj, dicha resistencia requiere un mantenimiento. Si usted moja su reloj y desea continuar haciéndolo, necesita una garantía de que es efectivamente hermético.

Los materiales que componen la caja de un reloj son susceptibles de dilatarse y contraerse, entre otras cosas por los cambios bruscos de temperatura, también puede influir un simple golpe, incluso el contacto con sustancias químicas, que no es tan infrecuente como se piensa, ya que el mismo jabón de manos puede entrar en contacto con el reloj.

También hay que considerar los cambios de presión que se dan al introducirse en piscinas y duchas, dado que es posible que se produzca una alteración en el sellado durante un breve periodo de tiempo que permita la entrada de agua o vapor.  Es arriesgado meterse en agua fría tras una exposición prolongada al sol, este contraste de presión por el cambio de temperatura es especialmente dañino.

Cómo mantener la hermeticidad:

Es fundamental el cambio periódico de las juntas, tanto en tapa, como en corona, pulsadores y válvula de helio en caso de que la posea.  Dichas juntas, normalmente de goma, se erosionan con el tiempo perdiendo sus propiedades sellantes, además se ven afectadas por elementos externos como la suciedad, el agua salada, los aceites y detergentes etc.  A veces el grado de deterioro es tan grande que se desintegran cuando se extraen.

Es óptimo realizar un test de estanqueidad en seco y en mojado y un cambio de juntas al menos una vez cada dos años.

Tipos de hermeticidad:

Comprobadores de impermeabilidad en seco

En el test en vacuómetro, el reloj se coloca en una pequeña cámara que se somete a vacío y presión, la máquina mide la mínima deformación que se produce en el reloj bajo el cambio de presión.

Comprobadores de impermeabilidad en agua

 En el test en mojado, se introduce el reloj en un cilindro con agua hasta la mitad y se le añade presión para simular profundidadPasados unos minutos sumergimos el reloj, abrimos la válvula de escape para que salga

el aire y comprobamos si la caja del reloj expulsa burbujas. Se considera que el reloj es hermético cuando no expulsa dichas burbujas.

Comprobadores de alta presión

Esta prueba se realiza en relojes profesionales de submarinismo. Esta máquina es capaz de generar hasta 125 bares de presión.

Prueba de condensación

Tras el test en agua, secamos la caja del reloj y depositamos el mismo en una placa térmica, la pieza se queda ahí aproximadamente 20 minutos hasta que alcanza una temperatura de aproximadamente 45 grados centígrados.  A continuación, depositamos una gota de agua en la superficie del cristal, si pasados unos segundos no se empaña, tenemos la prueba definitiva de que no entra agua alguna.  

En resumen, es necesario revisar y asegurar la impermeabilidad de su reloj. Es un mantenimiento que alarga la vida de su máquina y previene algunas intervenciones más costosas.

A continuación, le presentamos una tabla que muestra las indicaciones de resistencia al agua aceptadas generalmente y el uso que permiten los relojes de cada categoría. Tenga en cuenta que es una lista general.

30 m / 100 pies / 3 atm  Resistente a salpicaduras o lluvia ligera
50 m / 160 pies / 5 atm  Natación y pesca (no buceo)
100 m / 330 pies / 10 atmNatación y otros deportes acuáticos de superficie (por ejemplo, esnórquel).
200 m / 660 pies / 20 atmDeportes acuáticos de alto impacto y buceo recreativo
Más de 200 m o con indicación ‘Diver’Todo lo anterior y buceo en aguas profundas

En cualquier caso, cuando se trata de agua y relojes, más vale prevenir.  Antes de entrar al agua, asegúrese siempre de que el tipo de hermeticidad de su reloj se corresponde con las actividades que tiene proyectadas.  Compruebe que la o las coronas están enroscadas.

En caso de que acabe con agua o condensación en el interior del reloj, asegúrese de acudir a nuestra relojería urgentemente para evitar mayores daños.  (Puede usar nuestro WhatsApp 952 253 043). También puede solicitar una recogida en su domicilio o donde se encuentre. Si mantiene su reloj en buen estado y lo revisa regularmente, podrá disfrutar de él durante años y se ahorrará costosas intervenciones.